Updated : Mar 05, 2020 in 未分类

Los cuatro de Liverpool ya no son los Beatles

Han pasado 10 meses de la eliminación de la Champions y no hay día que no se hable del 4 a 0 del Liverpool. Ya no está ni Valverde y el estribillo de Anfield es una cantinela sin fin. Los cuatro más famosos de Liverpool ya no son los Beatles sino los cuatro goles (Origi, Wijnaldum, Wijnaldum, Origi) que nos endosó el equipo de Klopp. Messi ya ha dicho, del derecho y del revés, que los responsables fueron los jugadores, que todavía no saben qué ocurrió, hemos visto las imágenes del vestuario en el Matchday, nos pidieron perdón en la presentación de la temporada… pues ya es hora de cerrar el luto.

El 4-0 es historia. Dolorosa o no, es de 2019. Agua pasada no mueve molino. Ahora el presente, en Europa, es intentar rematar al Nápoles de Gattuso , esperar el sorteo de cuartos y prepararse para dos nuevas batallas. El presente tiene que ser un estímulo y una ilusión. Vale ya de lloriquear por las ausencias de Suárez y Dembélé y a jugar sin desconfianza. Luego, la plantilla alcanzará o no alcanzará para ganar la Champions en función de muchas cosas. Detalles, goles, suerte, una roja a destiempo… Pero el Barça –jugadores, afición y entorno– no se puede permitir llegar al momento del clímax con la autoconfianza por los suelos. Menos ‘Help!’ y más ‘Twist and shout. Menos lamentos y más alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *